jueves, 15 de septiembre de 2011

Bajo la luna blanca Vicente Nacarato, "Carrousel de la Noche" (1931)




Luna, Pierrot noctámbulo;
deambulante del piélago sin orillas;
diosa de belleza desnuda;
la noche te acaricia, te besa;
las estrellas te musitan
secretas palabras brillantes.
Gira la soledad sombría
en la rueca del silencio dormido
Luna: demiurgo nostálgico;
cuando te miro
se hiperestesian mis ojos;
la pena se enreda-hilo de seda-
en el hilo de plata de mi desconsuelo.
El mundo es hondo y amplio
infinito su desamparo
El hombre es pequeño, pero apenas si cabe
su gota de amargura
en el vaso hondo y ancho
del mundo infinito, de su desamparo infinito
De todas partes esta noche
llueven al corazón
radiogramas de consuelo
para su dolor.
Y tú, luna-pájaro inmóvil de la noche-
diosa de belleza desnuda
no eres más que un pretexto sarcástico
para que yo te invente mi ruego

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada